Rutas desde Valverde: Majada del Roble – Ocejón – La Chorrera.

Pasado el verano ya apetece echarse al monte de nuevo. Seguimos con nuestra serie de rutas dedicadas a la Sierra de Ocejón. En esta ocasión un destino tradicional, el pico Ocejón, pero por una ruta alternativa desde Valverde.

La subida a Ocejón es suficientemente conocida. No habrá senderista, montañero o caminante, mínimamente enamorado de la Sierra, que no la haya abordado desde Valverde o Majaelrayo. Para salirnos un poco de la monotonía describiremos una ascensión distinta por la Majada del Roble y un descenso, también alternativo, por Collaitos Altos bajando a la Chorrera de Despeñalagua. Más distraída, más bonita, más difícil, menos manida. Si dudas, opta por alguna de las subidas o bajadas tradicionales.

Salimos de Valverde siguiendo el antiguo camino de Majaelrayo, ahora GR60, hasta llegar a los prados del Hervidero. Hemos tenido una hermosa y relajante vista de Ocejón, nos hemos aproximado a las Chorreras, dejando a la izquierda su concurrido camino y hacemos una primera parada junto a la Peña de la Talla. Dicen que allí tallaban a los quintos cuando salían a la guerra y si no daban la medida les devolvían a su casa, a cuidar cabras. Tenemos una de las mejores vistas de las Chorreras de Despeñalagua. Llevamos 2 km y estamos en la cota 1450.

Siguiendo el camino, tras pasar el primer arroyo, que baja del Cerro del Campo, dejamos a la izquierda el camino de Ocejón y seguimos por la derecha en dirección a Majaelrayo, siguiendo el GR60. Pasamos el Hervidero (lugar donde el agua brota a borbotones) llegamos a los prados y fuente del Rastrojuelo. El hermoso gayubar nos acompaña y el Cillerete a la derecha nos contempla.  A nuestra izquierda discurre un refrescante regato, última agua del camino. Vamos ascendiendo por un reconocible sendero de suave pendiente para llegar a la Majada del Roble. Llevamos 5,1 km y estamos a 1735 m.

Es un momento para descansar y recrearse. A nuestra derecha el Campachuelo y a nuestra izquierda las Campanitas, todo ello sembrado de una crestería de pizarras. Al fondo los pueblos del Concejo, el valle del Jaramilla y más allá del Jarama, las cumbres del Cabeza Ranas, San Cristóbal, Centenera, la cuerda del Pico del Lobo… En los mapas aparece como la Pradera de la Madita, quizás degeneración de las antiguas “Majaitas”. De frente, ligeramente a la derecha serpentea el camino de descenso hacia Majaelrayo.

Seguir la senda a la izquierda entre las pizarras es fácil al principio y podremos continuar por ella hasta llegar al Collado del Hervidero o de García Perdices. Ocasionalmente la perderemos, en las zonas más pedregosas y abruptas. No importa, la referencia de Ocejoncillo y Ocejón son claras y desde cada cresta vamos viendo el discurrir de la trocha entre las gayubas. Podemos ir cresteando y tendremos en cada cumbre unos hermosos ejemplares de majanos, o seguir la senda que discurre más próxima al robledal en la ladera que mira a Majaelrayo. Al final nos desorienta un poco descendiendo hacia el camino que llega desde Peña Bernardo o subimos entre las piedras al inevitabvle majano. En todo caso, un camino agradecido, refrescante, con vistas espectaculares. A la izquierda van quedando el Chortal Redondo, Collado Viezo, Collado Lobo.

El Collado del Hervidero es un punto de cruce de caminos. Llevamos 8 km y estamos a 1795 m de altitud. Podemos seguir por alguno de ellos, son varios los que se van marcando ya próximos a la subida tradicional desde Valverde, o ascender, trabajosamente, eso sí, a Ocejoncillo. Pasado este, con su majano y su caseta de pizarra, enseguida encontramos la senda que zigzaguea hacia la cumbre, a veces con escalones de pizarra que usaron los serranos para acarrear la pizarra y los combatientes de la guerra civil para colocar en la cumbre sus asentamientos antiaéreos.

Desde la cumbre divisamos media España: Moncayo, Urbión, la Demanda, Peñalara, Sierra Gorda, la boina de humo de Madrid, la Sierra de Altomira, los Montes Universales. Llevamos 9,6 km y estamos a 2049 m, algo más de tres horas. Descanso, tentempié, fotos, visita al majano del belén, a la cueva de saliente, e ignoramos el degradado vértice geodésico.

Comenzamos el descenso por el camino que baja hacia Valverde, pero enseguida tomamos un tenue sendero que, transitando por un mullido gayubar, deja a la izquierda la fuente del Cañamarejo. Pasamos por la Loma de la Pineda a dar vista a la Tejedilla y el barranco de la Angostura. Una de las vistas más hermosas de Ocejón y de los Castillares (de Arriba y de Abajo) que escoltan la Cueva y sus praderas.

Fácilmente se reconoce una tenue vereda, marcada con algunos hitos, que nos lleva en dirección nordeste, y pasando por Collaitos Altos (1650m, 12 km) nos introduce un tramo en el pinar. Las vistas de Valverde y su valle y de la ladera de Ocejón son inmejorables.

Bordeando el pinar, debemos ser cuidadosos siguiendo los hitos y la discreta trocha que, en bajada un tanto abrupta, nos llevará a una de las fajas de piedra que descienden hasta la base de las Chorreras, en una perspectiva original. En alguna ocasión podemos cruzar zonas con maleza, pero enseguida bajamos al arroyo y, evitando resbalones, podemos ya tomar el camino tradicional que siguiendo el Cacerón nos llevará de nuevo a Valverde.

Hemos recorrido 15,7 km con 860 de desnivel y unas seis horas de camino. Las vistas no tienen desperdicio desde el principio hasta el final. Asegúrate estar en forma, llevar agua, disfrutar de buen tiempo y no desorientarte en la bajada, lo que podría ponerte en dificultades; no serías   el primero que se pierde, ni el último rescatado por una caída o torcedura. Esta es la ruta:

 

Wikiloc | Ruta Ocejon desde Valverde por la Majada del Roble y descenso por Las Chorreras

Si te ha gustado esta entrada, ¡compártela!

Suscríbete

Con cada entrada nueva en el blog, recibirás un email de aviso

Únete a otros 20 suscriptores

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Nueva sección Rutas!

Descubre más desde Valverde de Ocejón

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo